Seis consejos para eliminar el cerumen en el hogar




Nuestros oídos producen un aceite ceroso denominado cerumen o cerilla, que sirve de lubricante natural.

El papel que juega esta cera es el de impedir cualquier daño en esta zona sensible, causada por bacterias y otras partículas u organismos.

Sin embargo, si se deposita en grandes cantidades, puede llegar a ser irritante y molesta, y puede conducir a otros síntomas como irritación, picor, mareos, pérdida de la audición o la sensación de que hay algo atascado en el oído.

Esto sucede como resultado de la obstrucción del canal auditivo. A pesar de que esta sustancia se limpia de forma natural, sentimos la necesidad de limpiarla periódicamente y eliminar los excedentes.





A saber, el uso de bastoncillos de algodón para limpiar el canal auditivo, de hecho, tiene el efecto contrario. Esta práctica empuja el cerumen más profundamente en el conducto auditivo externo, donde empieza a acumularse, y, lo que finalmente, conduce a una obstrucción.

Por otra parte, cabe destacar que el uso regular de tapones para los oídos o auriculares ergonómicos puede aumentar el riesgo de exceso de cerumen en el canal auditivo.

En el caso de acumulación de cera, uno puede experimentar varios síntomas, incluyendo:

·         Los dolores de oído
·         Disminución de la audición
·         Mareo
·         Sensación de plenitud en los oídos, ya que están tapados
·         Zumbido en los oídos
·         Prurito en el conducto auditivo externo
·         Drenaje proveniente del canal auditivo

Por lo tanto, es necesario recordar que a fin de prevenir los síntomas de la acumulación de cerumen excesivo, es necesario limpiar los oídos con regularidad, y así evitar su obstrucción. Sin embargo, nunca se deben utilizar bastoncillos de algodón o hisopos.

En lugar de ello, sugerimos estos eficaces remedios naturales para eliminar el exceso de cera en los oídos:

Peróxido de hidrógeno

Combina 3% de peróxido de hidrógeno y agua en cantidades iguales y coloca un poco de la solución en el oído. Para dejar que entre en el canal auditivo, agita un poco la cabeza. Después de unos minutos, inclina la cabeza hacia el lado opuesto con el fin de forzar el drenado del líquido hacia fuera.

Aceite de oliva

Este asombroso aceite es otro notable remedio natural que en un principio ablanda la cera en los oídos, y luego ayuda a eliminarla. Es decir, todo lo que tienes que hacer es poner  dos o tres gotas de aceite de oliva en el oído antes de dormir, y duerme en el lado opuesto. Este tratamiento debe hacerse durante 3 o 4 noches.

Aceite de Parafina

El aceite de parafina es extremadamente eficaz, y una de las maneras más seguras para eliminar el cerumen. Al ser tan eficaz, se puede encontrar en la mayoría de las farmacias. Calienta dos o tres cucharadas de aceite de parafina sobre una llama de vela, y aplica unas gotas en el oído.

A continuación, trata de permanecer inmóvil durante varios minutos, y enjuágate con agua tibia. Con el fin de disolver completamente la acumulación de cera, repite este procedimiento 3 días seguidos.

Solución salina

Esta es otra manera eficaz de eliminar el cerumen. Empapa un algodón en la siguiente solución: disuelve una cucharadita de sal (7,5 g) en ½ taza de agua (100 ml).

A continuación, incline la cabeza hacia un lado para permitir que las gotas entren en el oído. Espera unos minutos para que la solución penetre en el conducto auditivo externo para suavizar la cerilla. A continuación, inclina la cabeza en la dirección opuesta para que  la solución restante pueda drenar. 

Puedes utilizar un pañuelo de papel para ello.

Solución de vinagre y alcohol

En un tazón pequeño, mezcla partes iguales de vinagre blanco y alcohol. Empapa un algodón en la mezcla y utilízalo para aplicar unas gotas de la solución en cada oreja.

Glicerina

Este producto natural también se puede comprar en casi todas las farmacias. Es extremadamente eficaz en el ablandamiento y la eliminación de la cera de las orejas. La glicerina inicialmente suaviza el cerumen para facilitar su extracción. Para obtener resultados más rápidos, aplica cuatro gotas en cada oído, tres veces al día.

Gracias por tomarte el tiempo para leer este artículo. Si has encontrado esta información útil, por favor compártela con tus amigos y familiares. Tu apoyo en nuestro esfuerzo de compartir información gratuita sería muy apreciado.