Incluso los médicos están sorprendidos por este remedio: evita los ataques al corazón, reduce el colesterol y mejora tu sistema inmunológico




La combinación de miel y canela se ha utilizado como un eficiente remedio popular durante miles de años. Los egipcios lo usaban en el tratamiento de las heridas, los griegos para prolongar su vida útil, y los indios de mantener un equilibrio corporal saludable. Todas estas personas sabían sobre las propiedades medicinales de la miel y la canela.

Incluso la medicina moderna confirma sus beneficios para la salud, y esta mezcla totalmente natural ha sido aprobada por los expertos en salud y nutrición, ya que puede tratar numerosas condiciones y enfermedades.

Estos dos ingredientes naturales potentes pueden ser utilizados en diferentes condiciones de salud, incluyendo la gripe, los niveles altos de colesterol, las enfermedades cardiovasculares, infecciones de la vesícula biliar y la artritis.

Alivia los resfriados





Con el fin de tratar los resfriados comunes, mezcla una cucharada de miel y un cuarto de cucharadita de canela. El consumo de la combinación de miel y canela aliviará, la tos crónica, los resfriados y la congestión nasal.

Fortalece tu sistema inmunológico

Consume estos ingredientes regularmente todos los días con el fin de estimular tu sistema inmunológico. Ellos, naturalmente, protegerán a tu cuerpo contra las infecciones bacterianas y virales.

Reduce el colesterol

Al mezclar dos cucharadas de miel y tres cucharaditas de canela en un vaso grande de agua, vas a abordar con éxito los niveles altos de colesterol. Tus niveles de colesterol se reducirán en un 10% en tan sólo dos horas.

Trata las enfermedades cardiovasculares

El consumo regular de miel y un poco de canela sobre una rebanada de pan en lugar de mermelada en la mañana, te ayudará a reducir tus niveles de colesterol en la sangre y a prevenir el riesgo de un paro cardíaco.

Cura las infecciones de la vesícula biliar

Se puede tratar la infección de la vesícula biliar por el consumo regular con la mezcla hecha de una taza de agua hervida, a la que debes añadir una gran cucharada de miel y dos cucharadas de canela.


La artritis crónica puede ser tratada mediante el consumo regular de una mezcla similar a la anterior, hecha de una taza de agua hervida, a la que se añaden dos cucharadas de miel y una cucharada de canela. Es necesario beber esta combinación dos veces al día, por la mañana y por la noche.

Gracias por tomarte el tiempo para leer este artículo. Si has encontrado esta información útil, por favor compártela con tus amigos y familiares. Tu apoyo en nuestro esfuerzo de compartir información gratuita sería muy apreciado.