Esto es algo que debes leer antes de usar cúrcuma de nuevo




Todos saben lo brillante que es la cúrcuma, sobre todo por su alto contenido de curcumina. Viene envuelta con increíbles beneficios para la salud, por lo que se ha ganado una gran popularidad.

La curcumina, un polifenol, es el ingrediente activo de la cúrcuma. De acuerdo con un estudio extraído de la base de datos bibliográfica de la Biblioteca Nacional de Medicina, o MEDLINE, la cúrcuma tiene más de 600 beneficios para la salud.

A pesar de que la cúrcuma puede mejorar significativamente la salud en general, aún debes ser consciente de algunas cosas.

El cuerpo humano no puede absorber fácilmente ingrediente clave de la cúrcuma

Sí, la curcumina da a la cúrcuma sus sorprendentes poderes, pero no puede ser absorbida fácilmente en el cuerpo.

Animales similares y estudios clínicos han demostrado que, independientemente de la dosis aplicada, la concentración de curcumina en el plasma sanguíneo, los tejidos periféricos, y la orina son bastante bajos. A veces no se pueden incluso detectar. Esto significa que el bajo índice de absorción no puede darte los beneficios que necesitas obtener al consumir esta planta milagrosa.

Lleva la biodisponibilidad de la cúrcuma a niveles sorprendentes

Se pueden utilizar diferentes estrategias de cocina para hacer a la cúrcuma más biodisponible.

1. Combínala con grasa saludable





La cúrcuma es soluble en grasa, lo que significa que funciona muy bien cuando se combina con grasa saludable. De esta manera, es totalmente absorbida en el cuerpo, y se obtienen todos los beneficios que promete.

Si no puedes determinar qué grasas funcionarán mejor, utiliza aceite de coco orgánico, prensado en frío o aceite de oliva, o incluso mantequilla clarificada. Esto hace que sea más fácil para el cuerpo absorber los componentes en la cúrcuma, y ​​enviarlos directamente al  torrente sanguíneo, por supuesto, a través del sistema linfático, y no pasa por el hígado en su camino.

Esto mantiene la curcumina menos expuesta a las enzimas metabólicas, y permanece libre en el cuerpo durante más tiempo.

2. Siempre toma tu cúrcuma con pimienta negra

La pimienta negra es poderosa por sí misma, pero seguro que te puede ayudara absorber la cúrcuma como se debe.

Cuando se toma curcumina, parece que hubiera pequeño bache en tu torrente sanguíneo durante una hora, pero no se puede notar un mayor aumento, ya que el hígado está haciendo todo lo posible para eliminarla. Por lo tanto, haz tu curcumina más accesible e impúlsala con un cuarto de cucharadita de pimienta negra. Puedes tomar la misma cantidad de curcumina como siempre, pero esta vez con un 2000% más biodisponible. Incluso la más pequeña pizca de pimienta, que es de 1/20 de una cucharilla, puede ayudarte a lograr lo mismo. Además de la cúrcuma, la pimienta negra también es comúnmente añadida a la mezcla de polvo.

Un estudio que involucró tanto sujetos humanos como animales, ha demostrado que la piperina hace que la curcumina sea más biodisponible para los seres humanos, y el número se incrementa en un  2000%!

3. El calor hace que la cúrcuma sea más biodisponible

"El potente ingrediente en la cúrcuma es la curcumina, que, a pesar de su poder, no se absorbe fácilmente por el cuerpo sin ayuda. Aquí es donde la sartén y un poco de aceite caliente entran en juego.

Yo uso [cúrcuma] en todos los salteados, sólo un cuarto o media cucharadita es suficiente. Pero no tienes que usarla con moderación, úsala profusamente.

La mejor manera de tomarla, es utilizarla en tu cocina muy ampliamente. Si tienes alguna para saltear, basta con rociar un poco. En el momento en  que caliente el aceite, agrega la cúrcuma, ahora estará completamente biodisponible para ti ", dice el Dr. Sukumar.

Pon en práctica estos tres consejos para obtener el máximo provecho de tu cúrcuma:
1. Caliéntala para mejorar su potencial
2. Combina cúrcuma y grasas saludables para eludir a tu hígado
3. La pimienta negra recién molida aumenta la biodisponibilidad de la cúrcuma en un 2000%

Aquí esta lo que el Centro Medico de la Universidad de Maryland dijo con respecto a una dosificación correcta:

Raíces frescas: 1,5 o 3 g por día
Cúrcuma en polvo: 1 a 3 g por día


Gracias por tomarte el tiempo para leer este artículo. Si has encontrado esta información útil, por favor compártela con tus amigos y familiares. Tu apoyo en nuestro esfuerzo de compartir información gratuita sería muy apreciado.

Fuente: FHFN