9 señales de que tu cuerpo está lleno de toxinas que a menudo pasamos por alto (además como hacer una desintoxicación natural)




La vida moderna ha traído consigo muchos riesgos, por lo que estamos constantemente rodeados de sustancias nocivas y toxinas, el aire que respiramos está muy contaminado, utilizamos productos que contienen pesticidas, hormonas y otros venenos.

Por otra parte, el tabaco y los medicamentos que utilizamos complican aún más la situación. Por lo tanto, nuestra salud se encuentra en grave peligro, necesitamos limpiar nuestro cuerpo con el fin de restaurar sus funciones propias y su bienestar.

En primer lugar, es necesario aprender a reconocer las señales que tu cuerpo te está enviando de que está lleno de toxinas:

Estos son los síntomas que no debemos pasar por alto:





1.Incremento de la grasa abdominal

El exceso de grasa abdominal puede indicar que tu cuerpo está lleno de toxinas, ya que impiden su capacidad para regular los niveles de glucosa y metabolizar el colesterol.

2. Problemas de la piel

Las cantidades excesivas de toxinas en el cuerpo pueden dar lugar a problemas de la piel, como inflamación, rosácea y picazón en la piel. Esto es debido a los esfuerzos del cuerpo por eliminar las toxinas de una manera natural.

3. Dolor de cabeza

Los venenos presentes en el cuerpo irritan el sistema nervioso central y causan dolores de cabeza.


4. Sobrecalentamiento

Demasiadas toxinas en el cuerpo obligan al hígado atrabajar en exceso. Por lo tanto, el hígado genera calor adicional, y como resultado, todo el cuerpo se sobrecalienta.

5.Bajos niveles de energía

La sobrecarga tóxica en el cuerpo provoca sensación constante de agotamiento.

6. Congestión nasal

Tus senos nasales pueden fácilmente congestionarse como resultado de la contaminación del aire que respiras.

7. Insomnio

Cuando las toxinas se acumulan en los tejidos, obstruyen la circulación y causan insomnio.

8.Problemas con la vesícula biliar

Los depósitos de toxinas en el hígado pueden ser pesados para la bilis ​​y pueden conducir a una obstrucción de la vesícula biliar.

9. Lengua cubierta de color amarillo o blanco

Si tiene una lengua de color blanco o amarillo, es una señal de que hay demasiadas toxinas en tu sangre.

Por otra parte, vamos a revelar tres de los remedios más eficaces para una desintoxicación:

1. Baños con Sales de Epsom

Los baños con sales de Epsom son extremadamente eficaces en la desintoxicación del cuerpo, ya que elevan los niveles de magnesio, que es especialmente necesario para la desintoxicación de las células. Por otra parte, también elimina los metales pesados y puede aliviar el dolor en el cuerpo.

Lo que hay que hacer es añadir una o dos tazas de sal de Epsom en una bañera llena de agua tibia y meterte en ella durante unos 15 minutos. Repite este método de desintoxicación tres veces a la semana. Sin embargo, es necesario que tengas en cuenta que este tratamiento no se recomienda en el caso de problemas del corazón y de presión arterial alta.

2. El té verde

El té verde es abundante en antioxidantes, por lo que es extremadamente eficaz en la eliminación de los radicales libres. Además, tiene epigalocatequina-3-galato (EGCG), que es un poderoso antioxidante que previene el daño tóxico del hígado.

Todo lo que necesitas hacer es consumir de dos a tres tazas de té verde todos los días, y también puedes tomar extractos de té verde (100 a 750 mg por día).

3. Los limones

El jugo de limón es uno de los más potentes alcalinizantes y desintoxicantes. Además, dispara la producción de bilis del hígado y estimula la ingesta de minerales, así como la absorción.

Los limones son ricos en antioxidantes y vitamina C, que estimulan el sistema inmunológico. Estas frutas, y en particular las cáscaras, son ricas en un antioxidante llamado d-limoneno, que activa correctamente las enzimas en el hígado que ayudan a la eliminación de compuestos tóxicos.

Por lo tanto, consume regularmente una taza de agua tibia mezclada con el jugo de un limón, tan pronto como te despiertes.

También, puedes beber una taza de agua tibia mezclada con media taza de jugo de limón, una cucharada de miel y una cucharadita de pimienta de cayena todos los días durante un período de pocas semanas.

Gracias por tomarte el tiempo para leer este artículo. Si has encontrado esta información útil, por favor compártela con tus amigos y familiares. Tu apoyo en nuestro esfuerzo de compartir información gratuita sería muy apreciado.

Fuentes: