5 simples poses de yoga para reducir la grasa obstinada del vientre




La grasa del vientre puede ser muy difícil de quemar, incluso si comes una dieta saludable y haces ejercicio regularmente. Sin embargo, hay algunas posturas de yoga muy eficaces que pueden hacer milagros por tu cuerpo, junto con una nutrición equilibrada y ejercicio.

Estas posturas pueden ayudar a mejorar tu metabolismo y eliminar la obstinada grasa abdominal. Estas son las mejores posturas de yoga que te ayudarán a tener un área abdominal fortalecida y tonificada:

1. Postura del arco (Dhanurasana)

La postura del arco aprieta los músculos abdominales y fortalece la columna. Por otra parte, ayuda a estirar el cuerpo, e impulsa la digestión mientras alivia el estreñimiento. Así es como se hace:



En la posición de acostado, estira las piernas y mantén los brazos al lado del cuerpo. Entonces, flexiona las rodillas y lleva los brazos de nuevo a los tobillos o los pies. Mantén en esta posición y respira, levanta la cabeza y dóblate hacia atrás al tiempo que elevas las piernas.

Permanezca en esta posición de 15 a 30 segundos y respira normalmente. A continuación, exhala y vuelve a la posición inicial. Repite esto 5 veces, pero recuerda que debe descansar durante 15 segundos entre cada pose.

2. Postura de la cobra (Bhujangasana)





La postura de la cobra aprieta los músculos abdominales y ayuda a quemar la grasa del vientre. Por otra parte, tonifica la parte superior del cuerpo y fortalece la columna vertebral. Esta es la forma de hacerla:



Inicialmente, acuéstate y estira las piernas, mientras que sus manos están debajo de los hombros. Toca el suelo con los dedos de los pies y la barbilla. Entonces, respira lentamente y eleva el pecho.

Mantén la posa de 15 a 30 segundos y exhala lentamente. Repite esto 5 veces, pero haciendo una pausa de 15 segundos entre cada pose. Ten en cuenta que esta postura no se recomienda en el caso de lesiones en la espalda, embarazos o hernias.



3. Postura Pontón (naukasana)

La postura pontón fortalecerá los músculos de la espalda y de las piernas y así ayuda a reducir la grasa alrededor de la cintura. Esta es la forma de hacerla:



En la posición de acostado, estira las piernas y los brazos deben permanecer a los lados. A continuación, inhala y eleva las piernas, pero no las dobles. Luego, estira los dedos de los pies, los pies y levanta las piernas, mientras que las mantienes rectas.

Elevar los brazos con el fin de llegar a los dedos del pie y por lo tanto, formar un ángulo de 45 grados con tu cuerpo. Mantén la posición durante 15 segundos mientras respiras normalmente, a continuación, suelta y exhala. Repite esto 5 veces, pero haciendo una pausa de 15 segundos entre cada pose.

4. Postura facilitar el viento (Pavanamukthasana)

Esta posición de yoga te ayudará a reducir el dolor en la espalda baja y fortalecerá tus caderas, los muslos y los músculos del vientre. Por otra parte, las personas también creen que es capaz de promover el equilibrio del pH en el cuerpo,la salud del estómago, y mejorar el metabolismo. Esta es la forma de hacerla:



En la posición de acostado, colocar los brazos al lado del cuerpo y estirar las piernas, con los talones en contacto entre sí. Exhale y doblar las rodillas, y, al mismo tiempo, tratar de llevarlos hacia su pecho.

Usa tus muslos para aplicar presión en la zona abdominal, y estrecha las manos debajo de ellos para mantener las rodillas en su lugar. Mantén la posición de 60 a 90 segundos y respira profundamente.
Exhala y suelta las rodillas, mientras colocas las manos a los lados del cuerpo. Repite esto 5 veces, y haz una pausa de 15 segundos entre las poses.

5. La tabla (Kumbhakasana)

La tabla ayuda a reforzar tus brazos, glúteos, muslos, espalda y hombros, y al mismo tiempo, reduce eficazmente la grasa abdominal. Esta es la forma de hacerla:



Inicialmente, estar en una posición con las rodillas y las manos debajo de los hombros y los brazos. A continuación, lleva los dedos de los pies y los pies un paso hacia atrás para estirar las piernas detrás de tu cuerpo.

Respira mientras miras delante de las palmas de las manos, la columna vertebral y el cuello deben estar alineados. Aplica presión a los músculos abdominales y espera. Tus manos deben estar planas sobre el suelo y los dedos deben estar separados.

Permanece en esta posición de 15 a 30 segundos. Luego, exhala y dobla las rodillas.
Esta postura se debe repetir 5 veces, pero haciendo una pausa de 15 segundos entre las poses. Ten en cuenta que no se recomienda en el caso de lesiones de espalda o lesiones en los hombros, o presión arterial alta.

Gracias por tomarte el tiempo para leer este artículo. Si has encontrado esta información útil, por favor compártela con tus amigos y familiares. Tu apoyo en nuestro esfuerzo de compartir información gratuita sería muy apreciado.


Referencia: www.davidwolfe.com