Este médico mostro investigación de 25 años: pacientes con cáncer viven 4x más tiempo al negarse a la quimioterapia




La quimioterapia es uno de los tratamientos médicos más caros en el mundo de hoy, pero ¿es realmente eficaz...? Gracias a los medios de comunicación alternativos y documentales como la serie "Verdad sobre el Cáncer”, más y más personas comienzan a cuestionar no sólo su eficacia, sino también si en realidad hace más daño que bien.

Lo creas o no esa pregunta puedo haber sido contestada hace más de 40 años, cuando un impactante estudio fue puesto en libertad y podría haber terminado el experimento quimio, si alguien hubiese estado prestando atención.

El Dr. Hardin B. Jones, un ex profesor de Física Médica y Fisiología en Berkeley, California, llegó a la conclusión que después de más de 25 años de investigación, no sólo la quimioterapia, la radioterapia y la cirugía no funcionan y no prolongan la vida de un paciente de cáncer, sino que los pacientes que recibieron estos tipos de tratamientos oncológicos en muchos casos mueren mucho antes de los que optan por estar sin tratarse. Los pacientes tratados también tienen una muerte mucho más dolorosa.

"Las personas que se negaron al tratamiento de quimioterapia viven un promedio de 12 años y medio más largo que las personas que están recibiendo quimioterapia", escribió el Dr. Jones en la revista de la Academia de Ciencias de Nueva York.

En 1969 presentó su investigación en el Seminario de Ciencia de los escritores de la Sociedad Americana del Cáncer, y los increíbles resultados siguen enviando ondas de choque a través de la industria del cáncer hasta la fecha. La quimioterapia no funciona de la manera que se supone que debería.
Dado que la quimioterapia mata las células sanas antes de lo que afecta a las células cancerosas, el cuerpo queda debilitado y sin defensa contra la enfermedad. Agregando grandes efectos secundarios por las toxinas del tratamiento, el cuerpo humano apenas se aferra a la vida sin sistema inmune para curarse a sí mismo.

"No es el cáncer lo que mata a la víctima. Es la ruptura del mecanismo de defensa que a la larga produce la muerte", dijo Jones a MIDNIGHT. Él y su esposa consideran qué harían si fueran a desarrollar cáncer y ambos acordaron que mantenerse alejados de tratamientos convencionales y en su lugar hacer todo lo posible para mantener el cuerpo en el estado más saludable posible.

Los estudios de Jones sobre el tratamiento con vitaminas

La investigación de Jones mostró un gran potencial para el tratamiento nutricional. Los médicos A. Hoffer y Linus Pauling analizaron e informaron sobre múltiples estudios de Jones. Los resultados muestran que, en promedio, los pacientes con cáncer que siguieron un régimen de vitaminas y minerales tenían 4 veces más tiempo de supervivencia que los pacientes que no estaban siguiendo el protocolo. Su conclusión fue que todos los pacientes de cáncer necesitan iniciar este protocolo tan pronto como sea posible. Para las personas que deseen prevenir el cáncer, sería beneficioso llevar también en el mismo protocolo sólo usando dosis más bajas. El régimen incluye: una dosis diaria de 12 g de vitamina C, vitamina B3, B6 y otras vitaminas B, ácido fólico, vitamina E, betacaroteno, selenio, zinc, y algunas veces otros minerales (nota: las vitaminas y minerales naturales son casi siempre la mejor opción; no todos son creadas iguales). Otras partes del tratamiento sonsiguir una dieta saludable, y el cuidado de la salud mental de los pacientes.

Otras conclusiones de Jones sobre el cáncer

En 1969, la Sociedad Americana del Cáncer publicó la “presentación de Jones antes mencionada en el 11vo Seminario de Escritores y Ciencia. La biología del cáncer fue uno de los principales temas de investigación para Jones y el tema de esta charla.

"Un informe sobre el Cáncer" entrego estas conclusiones analizando años de su investigación:

Hay un fuerte vínculo entre los agentes cancerígenos y cáncer.

Jones declaró que cuanto más la persona estuvo expuesta a un carcinógeno, mayor es el riesgo de desarrollar cáncer. Diferentes sustancias cancerígenas tienen un efecto y un calendario ligeramente diferente, pero la dosisindividual más fuerte de carcinógeno es  el que toma menos tiempo para que el cáncer se desarrolle. Con tantos agentes carcinógenos en los alimentos de hoy en día, el aire y el agua, no es de extrañar por qué las tasas de cáncer han ido en aumento.

Los datos de supervivencia dela cirugía y la radiación son parciales y defectuosos.

Jones ofrece múltiples ejemplos, de los errores en los datos cuando se trata de comparar las tasas de supervivencia de los pacientes que pasaron por la cirugía y / o radioterapia, frente a los que no se trataron. La mayoría de los estudios que había visto no contaban los pacientes que murieron antes de la finalización de su tratamiento.

Sus muertes fueron omitidas de los datos como "rechazado". Al definir dos grupos como tratados y no tratados, el grupo tratado tenía que haber terminado el tratamiento con el fin de ser contados en el estudio. El estudio se centró en si el paciente sobrevivió o no después de la cirugía o si la operación había terminado, y los que murieron durante estos dos tipos de tratamiento no "cumplían con los criterios de" estar en el grupo "tratado", y se omitieron. Cuanto más largo era el estudio, y cuantos más pasos tenía, más errores habían en el estudio, declaró Jones.

La lista completa de los papeles de Jones (escrita durante un período de 41 años) está disponible en línea en la Biblioteca Bancroft de Berkeley, California.

¿Ha cambiado la eficacia de la quimioterapia?

Si alguna vez has conocido a un sobreviviente de cáncer sabes que hay un montón de ellos por ahí que han sido sometidos a tratamientos de quimio y sobrevivieron (por supuesto, no parece que hayan sobrevivientes mucho más naturales que no se cuenten).

Y con el protocolo nutricional correcto, apoyo emocional, mental, y otros factores sí es posible vivir y curar el cuerpo después de la quimioterapia. Dicho esto, los principales estudios recientes no han estado precisamente a favor de la quimioterapia. A pesar de que algunos han defendido el procedimiento debido a los recientes “avances”, la tasa de supervivencia se ha mantenido cuestionable en el mejor de los casos, cuando no es lamentable en comparación con los tratamientos naturales y holísticos que se realizan en las clínicas especializadas y en los hogares de las personas.

Según un importante estudio realizado por el Departamento de Oncología de Radiación en el Centro de Cáncer del Norte de Sydney y publicado en la edición de Oncología Clínica en diciembre de 2004, el impacto real de la quimioterapia en la supervivencia de los adultos estadounidenses es un mero 2,1%, y eso es sólo para un máximo de cinco años, no una "tasa de supervivencia verdadera." Con tanto riesgo y tantos efectos secundarios desagradables que rodean la quimioterapia, ¿crees que vale la pena el riesgo?

Este artículo es sólo para fines informativos y no debe constituir un consejo médico. No es la intención tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad. Habla con un médico antes de hacer cualquier cambio importante.

Gracias por tomarte el tiempo para leer este artículo. Si has encontrado esta información útil, por favor compártela con tus amigos y familiares. Tu apoyo en nuestro esfuerzo de compartir información gratuita sería muy apreciado.