Usando un simple alambre plástico con cierre, puedes abrir fácil y prácticamente cualquier cerradura. Esto da bastante miedo.




Desde los armarios de la escuela secundaria, hasta los espacios de almacenamiento, las personas suelen usar cerraduras sencillas y económicas para mantener sus objetos de valor seguros. Siempre y cuando tengan la llave en su poder, confían en que el bloqueo será una línea hermética de defensa contra los ladrones. Esto es, por supuesto, a menos que algún criminal bueno para nada tenga herramientas de gran potencia para romperlas.

Pero resulta que, no es necesario un mayor esfuerzo para romper una cerradura y saquear tus posesiones. Tan difícil como suena, el bloqueo de confianza puede ser fácilmente quebrado con unos pocos elementos simples.

Con una simple abrazadera plástica, los ladrones pueden eludir tu cerradura en cuestión de segundos.



Una tapa de lata también se puede transformar en una herramienta ingeniosa para romper bloqueos.



Incluso un pincho de bambú puede ayudar a facilitar un robo.



No tenía idea de lo fácil que es abrir una cerradura... Voy a salir a conseguir un bloqueador de disco de alto rendimiento inmediatamente.

Comparte esto con tus amigos y familiares abajo.

Gracias por tomarte el tiempo para leer este artículo. Si encuentras útil esta información, por favor compártela con tus amigos y familiares. Tu apoyo en nuestro esfuerzo de compartir información gratuita sería muy apreciado.