Haz esto por lo menos una vez a la semana y tu cara se verá 10 años más joven!



¡Interesante!

¿Te has preguntado por qué en las mujeres japonesas casi nunca se ven con la piel mala? Ellas siempre se ven muy bien y sin preocupación por la edad que tienen.

Con las mujeres japonesas, ya sea por la condición de cutis y la piel, los 50 son los nuevos 30. Las mujeres japonesas son conocidas por su piel sin defectos, jóvenes, radiantes y cubiertas de rocío. Esta es la razón por la que han sido modelos de carteles cuando se trata de la piel asiática luminosa.

Entonces, ¿cómo es que ellas son capaces de mantener su piel como de porcelana, incluso en los últimos años? Entonces, ¿qué es lo que hacen diferentes a nosotras que les permite esa increíble preservación de una piel joven y elegante?

El secreto va más allá del uso de crema hidratante y limpiador. Tal piel se consigue con más que un enmascaramiento simplemente regular y exfoliación. De hecho, la diferencia va incluso más allá de la genética. Es un error pensar que los asiáticos tienen ciertos "gen de la belleza."

Los secretos de la piel de las mujeres japonesas se han revelado, y muchos de ellos incluso te pueden sorprender.

También debes usar más arroz  en tu vida!

Tradicionalmente, las geishas utilizan el salvado de arroz para suavizar tanto el cabello como la piel. Se lavan el cabello en el agua que queda después de lavar el arroz crudo. Eran sin duda el uso de algo de gran alcance, ya que resultó ser un potente antioxidante natural y emoliente. El arroz ayuda en la protección contra los rayos UV. Esto ayuda en la prevención de arrugas y en la nutrición de tu piel. Cuando se quiere un cutis perfecto, debes utilizar arroz.

Ingredientes:

·         Arroz - 2 a 3 cucharadas
·         leche - 1 cucharada
·         miel - 1 cucharada

¿Cómo prepararlo?

·         Pon el arroz en agua fría y cocina a fuego lento o a fuego medio.
·         Una vez que se cocina, debes colarlo y guardar el líquido.
·         El arroz bien cocido y escurrido se debe lavar en agua fría. Añade una cucharada de leche caliente a la misma y remueve bien.
·         Luego, añade 1 cucharada de miel.

A continuación, limpia tu cara y tu cuello y aplicar esta máscara. Deje que actué en la cara de 30 a 60 minutos. Luego enjuaga usando el mismo líquido que utilizaste para cocinar el arroz.

Consejos adicionales:

El agua de arroz se puede almacenar en el refrigerador hasta por 4 días. Puedes utilizarlo como un tónico facial por la mañana y por la noche. También se puede congelar y ponerlo en moldes de hielo y utilizarlo para masajear la cara.

Gracias por tomarte el tiempo para leer este artículo. Si has encontrado esta información útil, por favor compártela con tus amigos y familiares. Tu apoyo en nuestro esfuerzo de compartir información gratuita sería muy apreciado.