El pequeño secreto sucio escondido en tu comida. Y podría estar matándote



Otro residuo industrial tóxico ha hecho su camino en casi todos los productos en la estantería de los supermercados... Y ESTA MATÁNDOTE

La lecitina de soya, ha entrado estruendosamente en nuestra cultura alimentaria. La puedes encontrar, en casi todos los alimentos procesados. Incluso las tiendas de salud, tienen productos que contienen lecitina de soya. Se utiliza principalmente como un emulsionante, y aparece en todo, desde aderezos para ensaladas, a chocolate, y desde bolsas de té, a suplementos.

¿Qué es la lecitina de soya?

La lecitina es una sustancia emulsionante, que se encuentra en las plantas y se produce naturalmente en el cuerpo. Se utiliza en muchos productos para evitar la separación, del agua y la grasa. Ayuda a unir los ingredientes, y a extender la vida útil de un producto. En las barras de caramelo la lecitina de soya, se utiliza para mantener la manteca de cacao y el chocolate juntos. Por lo general se extrae de fuentes como la soya, huevos, leche, fuentes marinas, colza, algodón y girasol. El científico francés Maurice Gobley, descubrió la lecitina en 1805. La llamó "lekithos" después de la palabra griega para "yema de huevo". En la década de 1900, la lecitina de soya, fue un producto de desecho, que se produjo durante el proceso de desgomado del aceite de soya. En 1908 la fabricación de la soya había florecido, y no podían deshacerse del producto de desecho lo suficientemente rápido. En Alemania, los procesadores de soya, pensaron en maneras de utilizar el producto de desecho, que llamaron 'lecitina de soya'. En 1939, los científicos habían descubierto más de 1.000 formas de usar la lecitina de soya. La lecitina de soya, está hecha sobre todo a partir de aceite de soya, que en general se deriva a través de un proceso químico hexano.

Razones para evitar la lecitina de soya

  • Algunos científicos han estado afirmando que la lecitina de soya ayuda a combatir la aterosclerosis, esclerosis múltiple, demencia, la cirrosis hepática, la ansiedad, temblores, piedras en la vesícula, la psoriasis, el eczema. Sin embargo, el mayor problema asociado con la lecitina de soya, proviene de la soya en sí, porque la mayor parte de la soya en el mercado está modificada genéticamente (MG). Los investigadores han demostrado que los alimentos transgénicos, pueden crear daños potenciales para la salud. La soya transgénica, contiene altos niveles de sustancias tóxicas que representan miles de productos bioquímicos de plantas, y ha mostrado efectos tóxicos en los animales.
  • En general, la soya contiene isoflavones que imita tus hormonas, y conduce a la interrupción de los sistemas hormonales en tu cuerpo.
  • Además, también actúa como goitrógenos, que suprime tu función tiroidea, y desencadena muchos otros problemas de salud, asociados con la supresión de la tiroides. Los estudios han demostrado que la soya contiene toxinas, y los estrógenos vegetales que podrían interrumpir el ciclo menstrual de la mujer, dañar la tiroides, causar niveles bajos de testosterona, y estimular la progresión del cáncer de mama.
  • La soya es alta en ácido fítico (una sustancia que puede bloquear la absorción de minerales esenciales tales como calcio, hierro, magnesio, cobre, zinc en el tracto intestinal).


Los productores de lecitina de soya utilizan la soya sin fermentar, ya que es más barata, pero si independientemente decides pegarte a tus productos de soya, busca fuentes de soya fermentada no modificada genéticamente.


Gracias por tomarte el tiempo para leer este artículo. Si has encontrado esta información útil, por favor compártela con tus amigos y familiares. Tu apoyo en nuestro esfuerzo de compartir información gratuita sería muy apreciado.


Por Anya V a través de Living Traditionally