Cómo parar una hemorragia grave en tan sólo 10 segundos!




Si tu o alguien en tu hogar ha sufrido una herida sangrante, puede ser bastante fácil de tratar o algo potencialmente peligroso para la vida.

Si te encuentras con la necesidad de querer tapar un corte o de frenar una hemorragia, mientras que los médicos de llegan a ti, hay un truco que los nativos americanos han utilizado durante miles de años.

Ellos pusieron Pimienta de Cayena en sus heridas. Es probable que no esté en tu gabinete de medicina, pero apostaría que la pimienta de Cayena está en tu gabinete de especias en este momento. Cayena es una gran adición a cualquier kit de primeros auxilios para excursionistas, campistas, o incluso en casa.

Es fácil de usar para las heridas externas. Basta con aplicar el polvo directamente sobre el corte o laceración. El sangrado se detiene poco después.

Si la herida es más grande que un simple arañazo o corte menor, una cucharadita de cayena en polvo mezclado en un vaso de agua tomada por vía oral, puede ayudar a disminuir el sangrado. La especia es un astringente, lo que significa que detiene el sangrado cuando se aplica a una herida y ayuda a que se forme el coágulo de sangre cuando se toma por vía oral.

El Dr. Richard Schulze, ND, MH, proclamó: "Si tu sólo dominas una hierba en tu vida, domina la pimienta de cayena. Es más potente que cualquier otra”.

Gracias por tomarte el tiempo para leer este artículo. Si has encontrado esta información útil, por favor compártela con tus amigos y familiares. Tu apoyo en nuestro esfuerzo de compartir información gratuita sería muy apreciado.