¡Haz tu propio suplemento de vitamina C en casa. Es fácil y te costara prácticamente nada!




Durante muchos años, las personas han utilizado suplementos de vitamina C como un remedio para el resfriado común. La vitamina C es necesaria para el crecimiento y reparación de los tejidos en el cuerpo; también contiene antioxidantes que ayudan a bloquear los radicales libres. (1)

A diferencia de la vitamina D, que puede fabricarse en el cuerpo por el sol, la vitamina C debe provenir de una fuente externa y no puede ser almacenada en el cuerpo. (1) Por lo tanto, la única manera de obtener suficiente vitamina C es a través de las fuentes de alimentos y suplementos, sin embargo, ¿sabías que la casi la totalidad de los suplementos de vitamina C en el mercado provienen de maíz genéticamente modificado? (2)

Te estarás preguntando cómo puedes obtener suficiente vitamina C si quiere evitar comprarla en la tienda de suplementos. ¡La respuesta simple es hacerla tú mismo sin costo adicional!

La importancia de los flavonoides naringina y hesperidina encontrados en las cáscaras de los cítricos

Hecha en casa la vitamina C tiene enzimas vivas, lo que permite una asimilación del 100% por el cuerpo. No necesitas preocuparte por una etiqueta de la dosis o la aprobación de la FDA. Tu solución es la cáscaras de los cítricos! (3)

En los cítricos, hay diferentes tipos de flavonoides, un compuesto que exhibe propiedades antioxidantes en el cuerpo humano. La Naringina, es un poderoso antioxidante, es un flavonoide que se encuentra en las cáscaras de toronja, mandarina y limones. Varios estudios han indicado que la naringina es tan poderosa que puede reducir el daño inducido a las células por la radiación. (4,5,6,7)
La Hesperidina es otro flavonoide que se encuentra en la capa blanca interna de naranjas, limones, limas, y toronjas. Los estudios han demostrado que la hesperidina reduce la proliferación de las células cancerosas, induce la muerte celular programada (8), y desempeña un papel importante para ayudar a las personas con hipoglucemia. (9)

¡Las compañías farmacéuticas y tiendas naturistas no quieren que sepas esto!

Siempre es mejor comprar frutas cítricas orgánicas. Después de comer el fruto, siga estos cuatro sencillos pasos para hacer tu propio polvo de cítricos secos:

  1. Guarda todas tus cáscaras de cítricos y repártelas en las bandejas del deshidratador.
  2. Permite que las cáscaras se deshidraten a 100 grados F durante aproximadamente 24 horas, o hasta que estén secas y crujientes.
  3. Muele las cáscaras en una licuadora de tu elección hasta que esté tan fina y ordinaria como quieras.
  4. Almacena en un recipiente hermético y deja en un lugar fresco. (10)


Al comparar gramo por gramo, hay niveles más altos de vitamina y minerales que se encuentran en las cáscaras de cítricos que en la propia fruta. Por ejemplo, hay el doble de cantidad de vitamina C y de triple de cantidad de fibra en sólo 1 cucharada de cáscara de limón en comparación con 1 rodaja de limón. (4)

Después de haber guardado un poco de polvo de cítrico deshidratado, trata de tomarlo a cucharadas sobre una base diaria o simplemente añádelo en batidos, sopas, ensaladas, zumos, o postres. ¡Ahora que sabes cómo hacer vitamina C, puedes utilizar este estímulo inmunológico en cualquier época del año!

Gracias por tomarte el tiempo para leer este artículo. Si encuentra útil esta información, por favor compartirla con tus amigos y familiares. Tu apoyo en nuestro esfuerzo de compartir información gratuita sería muy apreciado.