La miel y bicarbonato de sodio. ¡Una increíble cura para la enfermedad más mortal!



Ya que todos sabemos que las células cancerosas se alimentaban de azúcar, un tratamiento con una combinación de bicarbonato de sodio y el jarabe de arce o miel parece bastante extravagante. Sin embargo, el azúcar actúa de forma diferente en este caso.

A saber, el bicarbonato de sodio neutraliza los azúcares, por lo que las células cancerosas no podrán utilizar el azúcar para su posterior crecimiento. Además, la miel va en contra de las células cancerosas, que consumen 15 veces más glucosa, en comparación con las células sanas.

Debido a esto, el bicarbonato de sodio es capaz de entrar y erradicar las células cancerosas.

Receta

Ingredientes:

  • Bicarbonato de sodio
  • Miel


Instrucciones:

Combina una parte de bicarbonato de sodio con tres partes de miel (por ejemplo 1 cucharada de bicarbonato de sodio con 3 cucharadas de miel). Necesitas mezclar los ingredientes y con el fin de obtener una mezcla homogénea. A continuación, calienta la mezcla sobre fuego muy bajo durante unos minutos. Una vez que hayas terminado el calentamiento, la milagrosa mezcla está lista para el consumo.

Uso:

Durante un mes, necesitas tomar 3 cucharaditas de este recurso durante todo el día. Por otra parte, es necesario evitar la harina blanca, el azúcar y la carne durante el curso del tratamiento.

Gracias por tomarte el tiempo para leer este artículo. Si encuentra útil esta información, por favor compartirla con tus amigos y familiares. Tu apoyo en nuestro esfuerzo de compartir información gratuita sería muy apreciado.