Esta es la razón de los calambres en las piernas durante la noche (y cómo evitar que suceda de nuevo)



Los calambres nocturnos en las piernas o calambres en las piernas son términos para el dolor en las piernas que se producen durante el sueño, y pueden despertar en medio de la noche. Su razón puede prolongarse por horas de inactividad. En la mayoría de los casos, este dolor se produce en la zona de las pantorrillas, pero también pueden aparecer en los muslos y los piestambién. Tanto los hombres como las mujeres pueden experimentar calambres en las piernas y ocurren más comúnmente en adultos mayores de 50 años.

A veces pueden durar sólo unos segundos y, a veces más, incluso par de minutos. A pesar de que el dolor puede desaparecer rápidamente, el dolor muscular puede persistir por el resto de la noche o incluso hasta el día siguiente.

Calambres en las piernas frente al síndrome de piernas inquietas

Estos dos síndromes se producen durante las horas de sueño, pero es su única similitud, es decir, son dos fenómenos completamente diferentes, y difieren en un número de maneras:

·         El síndrome de piernas inquietas es más una molestia o sensibilidad en las piernas.

·         El síndrome de piernas inquietas no causa dolor o calambres, mientras que los calambres nocturnos en las piernas si lo hacen.

·         Mover las piernas con el síndrome de piernas inquietas ofrece alivio, mover las piernas con  calambres nocturnos no lo hace, en cambio se requieren estiramientos.

·         El síndrome de piernas inquietas provoca el deseo de mover las piernas, mientras que los calambres nocturnos a menudo impiden el movimiento.

Causas y factores de riesgo de los calambres en las piernas durante la noche

Los calambres nocturnos en las piernas pueden ocurrir debido a una serie de razones, pero a menudo se desconoce su causa exacta. Sin embargo, éstas son las posibles causas y factores de riesgo:

·         Estar de pie o trabajar en suelos de concreto
·         Sentarse de manera incorrecta
·         Estar sentado durante periodos prolongados de tiempo
·         El exceso de ejercicio de los músculos de la pierna
·         Alcoholismo

Por otra parte, los calambres nocturnos en las piernas también pueden aparecer debido a ciertas condiciones médicas, incluyendo:

Embarazo, deshidratación, diuréticos, estatinas, beta agonistas, trastornos estructurales como pies planos, trastornos endocrinos como la diabetes, la enfermedad de Parkinson y trastornos neuromusculares.

Tratamiento y prevención

Los diferentes tratamientos para los calambres en las piernas dependen de la causa del síndrome. Por ejemplo, si la razón es la deshidratación, entonces la solución es mantenerte bien hidratado. Sin embargo, con el fin de prevenir y tratar esta enfermedad, estos consejos te serán de gran ayuda:

·         Primero estira las piernas antes de ir a la cama.
·         Haz ejercicios en el agua para construir músculos en las piernas.
·         Utiliza el castaño de indias, ya que se ha demostrado que aumenta el flujo de sangre a las piernas.
·         Toma un relajante baño caliente antes de ir a dormir para aliviar cualquier tensión muscular.
·         Prueba el tratamiento de acupuntura para aflojar los músculos apretados de las piernas.
·         Asegúrate de no tener una deficiencia de magnesio o potasio, una deficiencias en ambos minerales se vincula a los calambres musculares.
·         Usa zapatos ergonómicos y evita los de tacones altos.
·         Aplica una almohadilla térmica en el área afectada.

Cómo manejar un ataque de espasmo muscular nocturno

Cuando se producen los espasmos musculares nocturnos, causan una sensación tan dolorosa, que puede casi dejarte indefenso. Por lo tanto, el manejo adecuado puede ofrecer un alivio importante y dejará menos dolor después. Con el fin de manejar mejor estos ataques, debes seguir estos consejos:

·         Mientras está sentado en el suelo estira ambas piernas delante de ti. Luego flexiona tus pies en la parte baja de las piernas y señala con tus dedos del pie hacia las rodillas.
·         Para obtener un mejor estiramiento, puede que tengas que tirar de tus pies.
·         Luego, trata de levantarte gradualmente y pasear un poco.
·         Puedes mejorar la circulación sanguínea agitando las piernas.
·         Delicadamente frota la región en un movimiento de rotación.
·         Asegúrate de que sus fundas y sábanas no estén lo suficientemente apretadas como para contraerlos músculos de tus piernas.
·         Con el fin de disminuir el malestar, toma una cucharada de mostaza amarilla.

Gracias por tomarte el tiempo para leer este artículo. Si encuentra útil esta información, por favor compartirla con tus amigos y familiares. Tu apoyo en nuestro esfuerzo de compartir información gratuita sería muy apreciado.