El hermano Pharma Martin Shkreli fue arrestado recientemente por fraude de valores




Muchos recordarán a Martin Shkreli (también conocido como el "Hermano Pharma"). Shkreli es el CEO de Turing Pharmaceuticals y fue noticia en todo Estados Unidos después de que su compañía compró la droga Daraprim, y subió el precio de $ 13.50 a $ 750.00 por la píldora. El Daraprim cuesta aproximadamente $ 1 para fabricar una píldora. Shkreli estuvo rápidamente bajo el fuego de los críticos de todos los orígenes, pero se las arregló para luchar contra ellos con una actitud petulante y una desvergüenza aparente por su avaricia excesiva.

Además de hacer frente a la reacción del público a su manipulación de precios, Shkreli también ha estado lidiando con una demanda de $ 65 millones presentada por su antigua empresa, Retrophin, de la que es fundador y ex CEO. Según la compañía, Shkreli violó su obligada lealtad a la compañía, mediante la manipulación de acciones de la compañía y las operaciones para pagar las deudas a su fondo de cobertura anterior, MSMB Capital Management. Él ha rechazado las acusaciones, alegando que la demanda es "sin fundamento y sin mérito."

Ahora, vuelve a los titulares, no con el disco secreto Wu-Tang Clan en sus manos, sino con esposas en sus muñecas. La madrugada del jueves El Hermano Pharma fue detenido y puesto bajo custodia desde su casa en la ciudad de Nueva York por cargos de fraude de valores. Junto con Shkreli, fue detenido también el abogado de Nueva York Evan Greebel, después de que la investigación del FBI indicó que puede ser un co-conspirador.

El precio absurdo que Turing Farmacéuticos puso al Daraprim, para muchos, es moralmente criminal en sí mismo, sobre todo porque Shkreli ya había hecho algo muy similar durante su tiempo con Retrophin, cuando subió el precio de Thiola, un medicamento utilizado para tratar la enfermedad de riñón de $ 1.50 a $ 30.00 por pastilla. Sin embargo, en una sociedad capitalista, la desmesura, la codicia y la justicia propia, están surrealistamente alentadas. Su codicia no obstante, parece ser su perdición, si las acusaciones contra él llegan a ser ciertas. Aunque él mismo afirma:

"Los sesenta y cinco millones de dólares que Retrophin quiere de mí que no me afectan. Me siento genial. Estoy preparándome con los cargos que voy a presentar en contra de ellos”.

La actitud arrogante de Shkreli no es nada nuevo para los medios de comunicación, sobre todo teniendo en cuenta su tendencia infantil para las guerras en Twitter. Pero la verdad será dicha, el parece tener con que hacer esta observación en particular, ya que el valor neto estimado para el CEO de 32 años de edad a partir de septiembre, fue de aproximadamente $ 100 millones.

¿Qué crees que se debe hacer con Martin Shkreli? ¿Crees que el público o el gobierno deben tener cero opiniones en la empresa privada, aunque las consecuencias expriman el dinero a los enfermos para su beneficio personal? ¿O crees que se debe dejar hacer a este tipo de empresas privadas lo que desean a costa de la salud de las personas, en aras de mantener la integridad del capitalismo?

Este artículo es libre y de código abierto. Tienes permiso para publicar este artículo bajo una licencia de Creative Commons con atribución a Josh Mur y a theAntiMedia.org

Autor: Josh Mur


Josh Mur se unió a anti-Media como periodista independiente en enero de 2015. Sus temas de interés son la cultura, la medicina alternativa, y la corrupción gubernamental. En la actualidad reside en Sacramento, California, donde nació y creció.