Dientes blancos y fuertes hasta la vejez: receta natural de los monjes tibetanos




Es un hecho popular que los monjes tibetanos tienen dientes muy sanos hasta la vejez. La verdad es que no hay dentistas, o una pasta de dientes en estas zonas de montaña, así que su secreto está en una receta muy simple y fácil.

Ahora vamos a revelar su método natural para preservar la salud de sus dientes. ¡Es muy fácil! Su pasta de dientes natural se prepara como se indica a continuación:

Pon una cucharada de sal del Himalaya de color rosa, en un medio vaso de agua hervida y luego, enfría el agua. Agita esta mezcla enérgicamente durante aproximadamente un minuto, y elimina la espuma que se ha formado en la superficie.

Procedimiento:

Utilizando tu cepillo de dientes, toma varios cristales de la pasta preparada y cepíllate los dientes con los movimientos habituales. Por último, es necesario enjuagar los dientes utilizando el agua del mismo vaso.

Debes cepillarte los dientes por la mañana, por la tarde, y después de cada comida, con esta pasta de dientes natural. Al principio, puedes sentir algunas molestias, como que tus dientes pueden volverse más sensibles al frío, al calor, y a lo agridulce, debido a la utilización del agua con sal.

La mayor ventaja de esta pasta de dientes es que destruye todos los patógenos de la cavidad bucal, y en muy poco tiempo fortalece el esmalte de los dientes, "Rellenando" las grietas y los golpes en los dientes. Por otra parte, los dientes se volverán muy blancos, y los surcos se volverán más fuertes y de color rosado.

Gracias por tomarte el tiempo para leer este artículo. Si encuentras útil esta información, por favor compártela con tus amigos y familiares. Tu apoyo en nuestro esfuerzo de compartir información gratuita sería muy apreciado.