¡Cuidado con la causa # 1 del daño hepático agudo!



La primera causa de insuficiencia hepática aguda en Estados Unidos es una fiebre común y un resfriado como ingrediente. La insuficiencia hepática aguda es un boleto de ida al más allá, mientras que el daño del hígado o el estrés, entre los que no padecen insuficiencia hepática aguda es la fuente de gran parte de nuestra mala salud, y de enfermedades crónicas.

Los medicamentos en los mostradores como Tylenol, Excedrin, NyQuil, Theraflu y analgésicos recetados como Vicoden y Percocet todos contienen acetaminofén. Este ingrediente ha obligado a casi 80.000 visitas  a SU (sala de urgencias), 26.000 hospitalizaciones y alrededor de 500 muertes al año.

Irónicamente, la preocupación por el daño hepático ha influido en algunos médicos para cambiar pacientes a medicamentos más adictivos como el OxyContin, para evitar daños en el hígado por el uso a largo plazo de analgésicos prescritos, que incluyen acetaminofén en sus ingredientes.


El consumo a largo plazo de paracetamol es peligroso, incluso a dosis bajas prescritas. Es más, pocas dosis de paracetamol por más tiempo del recomendado, puede ser aún más letal que una sobredosis masiva.

La mayoría de los informes de sobredosis dicen haber sido accidentales, a menudo mediante el uso de más de una farmacéutica que contiene acetaminofén, al mismo tiempo. Algunos han sido autodestructivos intencionalmente, de forma suicida. Pero el hecho es: el acetaminofén es una toxina hepática. Las personas con enfermedades del hígado, como la hepatitis o el hígado graso deben evitar los productos de acetaminofén por completo.

Según informó un estudio  del Journal of American Medical Association(JAMA), se ha determinado que tomar productos con acetaminofén, incluso según las indicaciones, causa daño al hígado. Con todas las toxinas en nuestro medio ambiente, que nuestros hígados y riñones necesitan manejar, no necesitamos dañarlos también.

Recientemente, se ha descubierto que la mezcla del alcohol con medicamentos que contienen paracetamol, podría ser aún más desastroso. Eso incluye tomar Tylenol o Excedrin para remediar los dolores de cabeza,causados por la resaca del día después de beber demasiado. Esto no sólo es un golpe al hígado, también puede inducir la enfermedad renal.

Antídotos para la intoxicación por paracetamol

Las salas de emergencias están equipadas con inyectables IV o NAC alta potencia (N-acetilcisteína) para proteger al hígado del envenenamiento por acetaminofén, al estimular la producción de glutatión antioxidante maestro en el hígado. El acetaminofén agota el glutatión. Si se agota demasiado rápido, el hígado hace un sobre esfuerzo, hasta el punto de fallo hepático agudo. Los suplementos de NAC se pueden tomar por vía oral para aumentar o mantener la producción de glutatión del hígado.

Si se detecta a tiempo, administrar por vía oral polvo de carbón activado de calidad alimentaria, este puede eliminar las toxinas del acetaminofén con eficacia. Algunas ambulancias están equipadas con polvo de carbón activado de calidad alimentaria para una variedad de llamadas por envenenamiento. El polvo de carbón activado de calidad alimentaria es un elemento de primeros auxilios excelente para tener a mano.

Es barato y se puede utilizar como un quelante, para desintoxicarte de vez en cuando durante un par de semanas a la vez, mezclando el polvo en agua y bebiéndolo, lo cual es más eficaz que el uso de cápsulas.

Gracias por tomarte el tiempo para leer este artículo. Si encuentras útil esta información, por favor compártela con tus amigos y familiares. Tu apoyo en nuestro esfuerzo de compartir información gratuita sería muy apreciado.

Por Paul Fassa a través Real Farmacy