5 señales de que necesitas beber más agua




¿Sabías que el 25% de los niños y adolescentes no beben nada de agua, como parte de su consumo de líquidos?


Un sorprendente número de adultos no beben suficiente agua tampoco, un estudio encontró que la mitad de los estadounidenses, no consumen su ingesta diaria recomendada de agua. Muchas personas, toman numerosas bebidas con cafeína durante todo el día, con el fin de mantenerse despiertos, pero se olvidan de beber el único líquido que es absolutamente vital para nuestra supervivencia. No beber suficiente agua puede plantear graves amenazas a tu salud, incluyendo problemas digestivos, infecciones del tracto urinario, el envejecimiento prematuro y la ansiedad.

El agua constituye de 55% a 65% de tu cuerpo, lo que significa que necesitas una gran cantidad de ella para mantenerte hidratado. El agua en tu cuerpo se agota, cuando haces ejercicio y otras actividades, por lo que la sustitución es crucial. El agua ayuda en casi todas las funciones del cuerpo, por lo que literalmente, nos da la vida.

A medida que la epidemia del agua sigue creciendo, la gente ha estado buscando la manera de beber más agua, como llevar un galón con ellos para trabajar, o hacer batidos con agua como base. Sin embargo, incluso con estos intentos de beber más agua, es importante ser capaces de reconocer las señales de tu cuerpo, indicándote que necesitas más agua.

Aquí hay 5 señales de que necesitas beber más agua:

1. Tu boca, tu piel y tus ojos se sientes secos.

Uno de los mayores signos de que necesitas beber más agua aparece en la piel, lo creas o no. Si no bebes suficiente agua, no vas a sudar todas las toxinas que se han acumulado en tu piel, lo que significa que serás propenso a tener poros obstruidos, lo que causa presión. El sudor también te ayuda a deshacerte de las toxinas internas, y  ya que la piel es nuestro órgano más grande, muchas toxinas pueden ser eliminadas a través de ella.

Además, si tienes problemas produciendo lágrimas, la falta de agua podría ser la culpable. Esto podría ser especialmente incómodo para los que llevan lentes de contacto, así que asegúrate de llevar una botella de agua contigo, cuando hagas diligencias o vayas a trabajar, si tienes problemas para beber suficiente agua. Obviamente, tener sequedad en la boca, también indica a tu cerebro que necesitas más agua. El agua hace mucho por nuestros cuerpos, y en general, ese sentimiento reseco en tu boca, se puede sentir en otras áreas del cuerpo también.

2. No estás utilizando el baño con frecuencia, y cuando lo haces, tu orina es amarillo oscuro o marrón.


Éste es un gran signo de que necesitas beber más agua. Francamente, muchas personas no usan el baño suficientes veces durante el día, lo que significa que las toxinas están estancadas en sus cuerpos. El agua ayuda a eliminar estas toxinas, sin mencionar que mantiene funcionando sin problemas tu sistema renal. Si realizas viajes al baño sólo un par de veces al día, realmente deberías considerar beber más agua.


Además el color de tu orina, pintará la verdadera imagen de la cantidad de agua que estás consumiendo. Si tu orina no es clara al final del día, esto demuestra que necesitas atiborrarte un poco más de agua. La orina de color amarillo o marrón, es una gran señal de que estás deshidratado, y significa que tu cuerpo está reteniendo líquidos, con el fin de mantener las funciones vitales del cuerpo.

3. Tienes frecuentes dolores de espalda y de articulaciones.

El cartílago de tu cuerpo se compone de cerca de un 80% de agua, la reposición de agua después de la sudoración es esencial para mantener los huesos y las articulaciones saludables. El agua mantiene las articulaciones lubricadas, con el fin de disminuir los efectos de las actividades extenuantes o el esfuerzo inesperado, como caídas o tropiezos. Además, el dolor de espalda podría indicar una infección del riñón debido a la deshidratación, por lo que si tienes dolores de espalda frecuentes, bebe más agua durante el día.

4. Te sientes demasiado cansado y tienes cambios de humor.

El agua brinda oxígeno al cuerpo. Cuanto más oxigenadas estén las células, más vivo te sentirás. Sin embargo, si no bebes suficiente agua, el cuerpo debe obtener el oxígeno de la sangre, lo que crea un ambiente sin oxígeno en tu cuerpo. Cuando tu cuerpo no recibe suficiente oxígeno, empieza a funcionar a un ritmo más lento, lo que significa que debe trabajar más para seguir funcionando. Esto, inevitablemente hará que te sientas más cansado, de mal humor, y francamente letárgico.

5. Estas insaciablemente hambriento, incluso si acabas de comer.

Esto puede parecer confuso, ya que la sensación de hambre por lo general indica que necesitas comer más alimentos. Sin embargo, también puede significar que no has tomado suficiente agua. La deshidratación engaña al cuerpo haciéndole creer que tiene que comer, cuando en realidad, solo estás sediento. El hambre y la sed, son señales que provienen de la misma parte del cerebro, lo que podría explicar esta confusión. La mejor forma de diferenciar el hambre de la sed, es tratar de beber un vaso de agua, y ver si la sensación desaparece. Si persiste, probablemente signifique que necesitas comer algo, también.


Si quieres saber exactamente la cantidad de agua que debes beber, consulta este breve vídeo para obtener más información: