11 graves formas de deshidratación que te están enfermando y engordando




Sufrí dolores de cabeza durante dos años, y se fueron el día en que comencé a incrementar mi consumo de agua. Incrementar la ingesta dietética de agua, también ha demostrado que puede reducir el cáncer, mejorar el estado de ánimo, mejorar la salud de la piel, promover la pérdida de peso, limpiar tu hígado y riñones, y alargar tu esperanza de vida. Beber más agua es una de las mejores y más fáciles soluciones de salud que se encuentran por ahí, y casi todo el mundo está bebiendo por debajo de la ingesta diaria recomendada, de 3 litros por día.


La clave es detener la deshidratación, antes de que comience a tener efectos negativos en la salud. Cuando comienzas a tener sed, significa que ya estás deshidratado, por lo que debes empezar a beber agua de inmediato, tan pronto como tu cuerpo te diga que está sediento.


Las bebidas que contienen azúcar, alcohol, y cafeína, en realidad pueden deshidratarte aún más, así que asegúrate de no tomar un refresco o una cerveza, en lugar de dar a tus células la hidratación que en realidad están anhelando. También te deshaces de la sensación de hambre, y reduce los antojos de comida chatarra. He aquí algunos datos de salud muy importantes acerca de la hidratación, y por qué beber más agua cada día (preferiblemente 2 a 3 litros) puede salvar tu salud