5 cosas que suceden si renuncias al azúcar de por vida




En primer lugar, vamos a establecer las cosas en claro al decir que el azúcar en sí misma no es mala per se. Se presenta naturalmente en muchos alimentos, incluyendo frutas y leche. Con esto ya dicho, añadir exceso de azúcar a la ingesta dietética simplemente no es necesario. De hecho, te darás cuenta de que muchas cosas positivas suceden cuando decides dejar el azúcar de por vida.


Aunque las personas que viven en el mundo occidental han sido entrenadas para desear golosinas azucaradas, así como alimentos que incluyen grandes cantidades de azúcar para saborizar, ciertamente no los necesitamos. Si dejas de comer cualquier cosa menos los azúcares naturales, notarás que 5 cosas muy distintivas sucederán.

1. Tu energía mejorará

Irónicamente, muchos de nosotros tenemos una tendencia a tomar los artículos llenos de azúcar, incluyendo a las llamadas bebidas energéticas y bebidas con cafeína, cuando estamos cansados. Sin embargo, sin toda esa azúcar, tenemos garantizado tener un mayor nivel de energía naturalmente. En otras palabras, todo lo que el azúcar está haciendo es bloquear la capacidad de nuestros cuerpos para mantener nuestras reservas de energía en sus niveles máximos. Además, no habrá altos y bajos del nivel de azúcar en la sangre, por lo que más adelante colapsar se convertirá en una experiencia del pasado.

2. Tu peso se estabilizará

El azúcar hace que se te antoje ingerir más azúcar, y no estamos hablando sólo de azúcar en su forma cruda. Seamos realistas: la mayoría del azúcar viene en altos contenido de grasa o alimentos con alto contenido de hidratos de carbono que han sido procesados,  y normalmente contienen toneladas de ingredientes no deseados. Está, por supuesto la excepción de la fruta, que es en su mayoría  azúcar.

Al realizar una desintoxicación de azúcar, tu cuerpo no será sometido a la necesidad de hacer frente a todas esas calorías adicionales. No te sentirás hambriento, y terminaras perdiendo peso, o al menos no veras la báscula fluctuar tan dramáticamente.

3. Tus intestinos y colon, actuaran de manera más eficiente

Si tu interior pudiera expresar lo que quiere diariamente, diría, mucha fibra y una cantidad mínima de alimentos impuros difíciles de digerir. Al quitar el azúcar, estás permitiendo a tu abdomen y tus intestinos restablecer su capacidad de procesar lo que ha comido. Puedes incluso darte cuenta que vas al baño con más frecuencia... esto es algo bueno. Esto significa que todo está volviendo a una rutina normal.

4. Vas a dejar de querer Azúcar

Es un hecho: el azúcar engendra azúcar. Después de deshacerte de tu régimen alimenticio, lentamente comenzaras a perder el deseo de comer cualquier cosa con azúcar. Las frutas sabrán muy dulces, y si  tomas un bocado de una torta o de un pastel, te sorprenderás de lo abrumador y demasiado dulce que parece.

5. Tu piel se verá más saludable

¿Has notado que parece que no puedes resolver el caso, sobre por qué el acné aparece y desaparece, a pesar de todas las cremas, pociones y ungüentos que estás utilizando? Puede ser que el azúcar le esté haciendo daño a tu piel, de adentro hacia afuera. Muchas personas informan que su piel se siente y se ve más saludable, después de dejar de ceder a la atracción del azúcar.


¿Estás listo para comenzar tu desintoxicación de azúcar, y renunciar a ella de por vida?

Si bien aplicar un enfoque brusco a tu desintoxicación de azúcar, no siempre es recomendable, especialmente si has sido un adicto a ella la mayor parte de tu vida, sin duda es una buena idea empezar a recortarla ahora. Mientras más rápido inicies,  más rápido comenzarás a cosechar las ventajas de estar libre de azúcar.

De hecho, a la luz de los innumerables peligros del consumo excesivo de azúcar, la Organización Mundial de la Salud ha cambiado su recomendación de azúcar, sugiriendo que no más del 5% de tus calorías diarias deben provenir de cosas dulces, bajando el 10 por ciento recomendado anteriormente. Teniendo en cuenta que el estadounidense promedio, consume cerca de 5 gramos cada día, tenemos mucho trabajo que hacer.

Empieza poco a poco, mediante la evaluación de todo lo que estás comiendo y bebiendo. Si eres adicto a las bebidas de café mezcladas con azúcar que se venden en los cafés populares, registra cuántas veces las ingieres. Entonces, registra un poco más. Pronto, omite ciertos productos cargados de azúcar. Con el tiempo, te adaptaras fisiológicamente a tus nuevos hábitos.

Recuerda que toma alrededor de tres semanas, antes de que una nueva forma de hacer algo se convierta en una rutina cómoda. Si tienes errores leves, como comerte una barra de chocolate después de un día de trabajo estresante, sólo sigue avanzando.
Los resultados de tu diligencia definitivamente valdrán la pena.